Guía definitiva para cobrar dólares desde Argentina trabajando para el exterior

La pandemia trajo muchos problemas pero también nuevas oportunidades: tanto empresas como trabajadores de algunos sectores se dieron cuenta que podían trabajar perfectamente en modo remoto. Eso se suma a que Argentina atraviesa una diferencia cambiaria que favorece el querer trabajar para afuera.

Pero una vez que uno toma la decisión de probar, aparecen muchas preguntas legales, contables y pragmáticas de cómo hacerse con el dinero y cómo quedamos ante el fisco y ante nuestras obligaciones y derechos.

-¿Es legal cobrar un trabajo desde el exterior?
-¿Cómo puedo recibir el dinero?
-¿Tengo que pagar impuestos?
-¿Me va a perseguir la AFIP?
-¿Cuánta plata me va a quedar?

Esta guía la iré actualizando conforme tenga nueva información, encuentre errores o cambien las reglas. Enterate de novedades en mi cuenta de Twitter.

Para los apurados

Esta guía es larga; si vas a trabajar en esta modalidad te sugiero que inviertas el tiempo necesario para entender todo, pero siempre está el que no tiene paciencia. Así que empiezo por el resumen:

  • Si vas a trabajar como empleado fijo para una empresa en el exterior, la legislación laboral obliga a esa empresa a contratarte como empleado pagando cargas sociales en el país y la mayoría de tu sueldo se pagaría en pesos (convertido el oficial) y no tendrías que hacer nada, ni trámites, ni pagar impuestos, ni nada. Teniendo en cuenta si quisieras re-comprar dólares con lo que te queda de bolsillo, te quedarían entre el 48% y el 38% de los dólares que negociaste como sueldo (incluso ya teniendo en cuenta el aguinaldo mensualizado). A mayor sueldo, menor el porcentaje que te queda. ¿Por qué? ¡Lee la nota!
Estimación de cómo se distribuye un sueldo bruto de 500 a 5000 dólares en caso de ser empleado formal. La franja verde es lo que finalmente te quedaría, la roja los dólares que se pierden en la pesificación forzada en el mercado oficial (+40% dado por la brecha cambiaria de agosto 2021) , lo azul las cargas sociales y el amarillo el impuesto a las ganancias. El Impuesto a las Ganancias está calculado para una persona soltera sin hijos y sin deducciones especiales; el valor final real podría diferir.

Si vas a trabajar como profesional independiente (o aceptás ser empleado bajo esta modalidad irregular), estás obligado a tener CUIT (monotributo o autónomo) pagando cuotas fijas, a liquidar el dinero al dólar oficial y a pagar Impuesto a las Ganancias anualmente. Teniendo en cuenta si quisieras re-comprar dólares con lo que te queda de bolsillo, te quedarían entre el 53% y el 35% de los dólares que facturaste. A mayor ingreso, menor el porcentaje que te queda. Esto es cumpliendo todas tus obligaciones fiscales y cambiarias, usando cuentas en el exterior, cripto monedas o recibiendo el dinero en tu cuenta Argentina ¿Otra vez preguntando por qué? No entra en el resumen. Seguí leyendo la nota completa, es gratis.

Estimación de cómo se distribuye un ingreso facturado de 500 a 5000 dólares en caso de ser trabajador independiente mensualizado. La franja verde es lo que finalmente te quedaría, la roja los dólares que se pierden en la pesificación obligatoria del BCRA (+40% dado por la brecha cambiaria de agosto 2021) , lo azul el Impuesto a las Ganancias que empezás a pagar a partir de superar el límite del Monotributo y luego hay otros gastos menores en proporción. El Impuesto a las Ganancias está calculado para una persona soltera sin hijos y sin deducciones especiales; el valor final real podría diferir.

Separando la paja del trigo

Las consultas se han multiplicado últimamente en grupos de Facebook, WhatsApp, Telegram o Discord y en general las respuestas que se encuentran son parciales, poco claras, fanáticas de una solución o de alguna ideología política o que generan más preguntas que soluciones: ¡usá bitcoin! ¡mejor Western Union! ¡no hace falta que hagas factura! ¡registrate en este link y sacá una cuenta de N26! ¡no le vas a dar plata al Estado ladrón! ¡hacé factura E con el monotributo! ¡Barrani 100%! ¡Si lo declarás sos un #$@#$%!

Por cierto, cuando veas que alguien te dice que lo hagas “barrani”, te está sugiriendo hacerlo en negro sin cumplir con el pago de impuestos y alejado de la visibilidad del Estado. Yo no voy a hacer ninguna sugerencia del estilo porque ni siquiera sería publicable en un artículo pero sí voy a intentar ayudar a entender a qué te estarías ateniendo con las decisiones que podes tomar.

Miles de profesionales técnicos (diseñadores, programadores y otros), como así también otros oficios y profesiones (testers, periodistas, traductores, gamers, profesores) están hoy abiertos a ver si pueden trabajar para empresas del exterior. Ante la consulta, muchos contadores no saben qué sugerir o las sugerencias no se asemejan a todo lo que escuchamos de colegas.

En este artículo trataré de dar las respuestas que yo he conseguido luego de más de 10 años trabajando con empresas extranjeras. Primero te aclaro que no soy ni contador, ni abogado, ni podés considerar todo lo que aquí descripto como suficiente asesoría, sólo te voy a contar toda mi experiencia sobre el tema, la de muchas personas que conozco y distintas conversaciones que he tenido con contadores y abogados al respecto. Si algo de lo que digo te parece incorrecto, escribime.

Tampoco en esta nota voy a dar mi opinión sobre qué está bien o qué está mal; sino sobre cuáles son las soluciones y los modelos que ofrece hoy la legislación argentina, así que espero que muchos de esos que no se aguantan su libertarismo o su proteccionismo, si dejan una respuesta a este artículo, sea con información y no con opiniones ni pasiones.

Vamos a evaluar tres aspectos por separado:
laboral, cambiario e impositivo.

¿Soy empleado o un freelance?

Empecemos por el aspecto de regulación laboral. En Argentina tenemos principalmente dos formas de trabajar con nuestro esfuerzo para otras personas y recibir dinero a cambio: empleo formal y como profesional independiente (lo que muchas veces llamamos freelance, autónomo e incluso monotributista [sic]).

🅰️ Trabajadores Independientes

Un trabajador independiente, simplificando, es una persona que posee CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria) ante la AFIP, el organismo argentino de recaudación fiscal. Este profesional puede hacer los trabajos que quiera a la cantidad de empresas, personas o consumidores finales que quiera. Para registrar la operación, realiza facturas o recibos legales.

Para el caso que el cliente sea una empresa o persona fuera de Argentina, lo que corresponde es confeccionar una factura tipo E (“E” de exportación). Se considera a ese trabajo realizado una exportación de servicios.

Definición de exportación de prestación de servicio en el sitio de AFIP

En Argentina, un profesional independiente es equiparable al concepto de empresa: puede comerciar, exportar, importar y tener empleados.

Quien sea freelance tiene clientes, quienes lo pueden contratar por tareas o por contratos. Los clientes no son responsables de los derechos del trabajador del profesional ni del pago de ningún impuesto o carga - sacando alguna excepción relacionada con retenciones del fisco.

Las facturas E se hacen digitalmente en el portal de AFIP previa alta del mecanismo y se pueden hacer en pesos o en moneda extranjera

Los freelance son responsables de cubrir su obra social o medicina prepaga, de pagar su jubilación y de ahorrar para sus vacaciones o para sus licencias por si se enferma y no puede trabajar. A cambio, tienen libertad para trabajar para quien quieran cuando quieran cobrando lo que quieran (o el mercado le deje). El cliente no tiene que pagar ninguna indemnización si decide no trabajar más con ese trabajador (salvo que exista un contrato privado con esas condiciones).

🅱️ Empleados

Un empleado, por otro lado, posee CUIL (Clave Única de Identificación Laboral) registrada ante la AFIP y ANSES y tiene una relación contractual con otra persona (una empresa o un trabajador independiente, o sea, alguien con una CUIT). Esta relación está regida por distintas leyes laborales que brindan un marco mucho más controlado sobre derechos y obligaciones del trabajador empleado y quien lo contrata, su empleador.

Un empleado puede estar trabajando a tiempo parcial o a tiempo completo. Cuando es a tiempo completo, es difícil que el empleador o la legislación permita a ese empleado trabajar para otra empresa en cualquier modalidad.

Si trabajás como empleado no sos responsable de emitir ningún comprobante como la factura, ni tampoco de pagar ningún impuesto o carga; el empleador es responsable de hacer todo por vos, incluso pagar tus impuestos.

En Argentina, tenés muchos derechos a cambio de las obligaciones cuando sos empleado: vacaciones pagas, aguinaldos, licencias por enfermedad, por estudio y de otros tipos, pago de las cargas familiares y sociales por parte del empleador incluyendo obra social e impuestos si correspondieran y el pago de indemnización en caso de despido.

😇 El falso freelance

Para evitar responsabilidades legales y tributarias en Argentina, muchos empleadores ofrecen a los potenciales empleados “trabajar con factura” o “trabajar con monotributo”, a veces incluso el trabajador también prefiere esta modalidad por terminar cobrando más en mano. En este caso, el empleado se registra ante el fisco como un trabajador independiente y le factura a la empresa su sueldo. A veces, incluso la empresa le paga un “extra” que es el valor de la cuota del monotributo.

Si bien puede haber muchas situaciones grises, para Argentina, ésta es una situación anormal (léase ilegal) y en general la industria del juicio se hace una fiesta todos los meses con estas relaciones cuando terminan de mala forma. En la web hay hasta calculadoras hechas por estudios de abogados para que calcules cuánta debería ser tu indemnización si ya mismo te considerás despedido del empleo al que no te habían registrado formalmente, sólo presentando las facturas mensuales que ibas haciendo.

En general si el trabajador cumple un horario laboral fijo definido por la empresa, si no tiene autonomía (tiene que hacer lo que le pide la empresa), tiene jefe o recibe órdenes de alguien entre algunas otras condiciones, se considera que deberías ser empleado 🅱️ y no profesional independiente 🅰️ que factura como proveedor a la empresa.

No hay diferencia si ese trabajo lo hacés desde tu casa, incluyendo la nueva Ley de Teletrabajo que entró en vigencia en unos días.

Empleados remotos del exterior

Ahora bien, ¿qué pasa cuando las condiciones son de empleo y el empleador está en otro país? ¿qué pasa si me contrata una empresa de Estados Unidos, Colombia o Letonia? Acá podemos separar entre lo que diría la ley y lo que efectivamente sucede.

Para la ley, si somos residentes argentinos y empleados de una empresa, da igual si la empresa está en Argentina o en otro país; el empleador está a cargo de las mismas obligaciones.

En Argentina -como en muchos países- una empresa extranjera puede obtener un CUIT y ocuparse de sus obligaciones tributarias en el país aún cuando no tenga sede, generalmente con una empresa o profesional que actúa como apoderado.

Incluso, al ser un empleo remoto obligatoriamente por la distancia, aplica la nueva Ley de Teletrabajo que entra en vigencia en el primer trimestre de 2021 aún cuando la empresa que nos emplea está radicada en Singapur.

Participé de un debate con una abogada laboralista Tamara Bezaresen el programa Dominio Digital que podés ver aquí. Allí confirma que si la empresa está radicada en otro país no hay ninguna diferencia para la ley argentina, debe cumplir esa empresa con sus obligaciones. Y confirma que la ley que aplica es la ley donde se encuentra el trabajador.

Es decir que si la empresa singapurense quiere contratarnos a tiempo completo para que diseñemos para ellos de forma remota, la empresa fija el sueldo, es un horario fijo, tendré un jefe o jefa y debo hacer lo que me piden, la empresa está obligada a contratarnos como empleado formal️️️, sacarnos una CUIL, pagarnos cargas sociales, aguinaldo, vacaciones pagas, horas extras, pago doble en feriados argentinos, licencias, asignaciones por hijos y si decide rescindir nuestro contrato, pagarnos indemnizaciones.

¿Ocurre? En mi experiencia conociendo profesionales bajo esta modalidad, poco y nada; la mayoría están registrados como independientes 🅰️.

No importa si el empleado está de acuerdo en tratar a la transacción laboral como exportación de servicios; para Argentina seguiría siendo empleo informal e ilegal 🤷‍♂️

Sólo conozco algunos casos donde sí ocurre que los empleados remotos son registrados como empleados formales ️️🅱️:

  1. Empresas multinacionales que tienen sede en múltiples países y saben de sus responsabilidades legales en muchos países
  2. Una empresa off-shore cuyo dueño es el propio empleado freelance que se auto-contrata y se paga un sueldo formal en Argentina como empleado pagándose un sueldo menor a los ingresos totales que la empresa tiene y radica en su país de origen; o sea, ahorra en activos de su empresa en lugar de liquidar todo el ingreso en el país (no habría ninguna situación irregular a nivel impositivo aquí mientras que la empresa aporte algún valor extra, hasta donde yo entiendo y me han contado)
  3. Similar a lo anterior, pero en este caso empresas que estaban en Argentina o tienen conciencia completa del circuito legal y laboral en Argentina que existen con un objetivo de contratar empleados en Argentina y vender en el exterior. Estas empresas, si bien son del exterior, tienen un punto de contacto con Argentina y gran parte de su planta es empleados argentinos en blanco. Igual que con la mención anterior, lo importante es que la empresa debe agregar valor en el país en el que está radicada para que no sea considerada su existencia sólo para saltear regulaciones.

En general, muchas otras empresas que contratan empleados desde el exterior no están ni enteradas de que al contratar a un empleado dentro de Argentina están -tal vez sin quererlo- incumpliendo varias leyes locales. A algunas hay que ver si les importa, dado que la jurisdicción podría estar un poco discutida.

Trabajando como empleado “in black” para el exterior

Entonces, ¿es empleo en negro si me contratan de afuera y no me pagan cargas sociales? Aparentemente sí, sería empleo ilegal para la legislación argentina. Sería un empleo “en negro” en la antípodas de la mayoría del empleo ilegal más común, dado que éste se encuentra generalmente en el rango más alto de ingresos mensuales.

Es importante destacar que, hasta donde entiendo, la responsabilidad de esa situación ilegal sería de la empresa extranjera y no del empleado así que difícilmente AFIP (¿ANSES? ¿sindicatos?) podrían reclamarle al empleado por esta situación o intimarlo a que la regularice.

¿Suena ridículo? Probablemente. Aunque también si pensamos en algunos casos extremos, el empleado está un poco desprotegido ante muchas situaciones. ¿Qué pasa si termina el mes y no recibo el pago? ¿A quién le voy a golpear? ¿Si me enfermo y no puedo trabajar qué pasa con los pagos de esa empresa? ¿Cómo le reclamo a una empresa con sede en Belice? Son riesgos a evaluar cuándo trabajamos remoto para el exterior como empleados a tiempo completo.

Importante: esta situación “ilegal” aplica sólo cuando se cumplen las condiciones de empleo encubierto; si es una contratación freelance (no hay horario fijo, ni es trabajo consistente, ni tenemos que cumplir órdenes), la contratación es perfectamente legal bajo el esquema de exportación de servicios. Por supuesto hay muchos grises en el medio que podrían ser parte de un debate judicial; el problema es dónde se hace el juicio.

Los contratos que te hacen firmar las empresas suelen poner como sede judicial su país; aunque probablemente esa cláusula sea considerada ilegal por un juez argentino si se planteara, ¿no?.

Muchos contratos con las empresas especifican que se hace de acuerdo a las leyes de algún otro país (en este ejemplo, Inglaterra y Gales)

A mi entender, la situación legal es muy compleja de resolver hoy cuando se trata de empleos remotos con empleadores del exterior

¡Dame mis dólares!

Llega fin de mes o el fin del proyecto y finalmente esa promesa de dólares se está acercando. ¿Cómo los cobro? ¿Cómo me hago de los dólares? ¿Puedo?

Exportando servicios, importando dólares

Empecemos por el caso donde estamos exportando servicios (por ser trabajador independiente 🅰️ o por ser un empleado in black). Empecemos por la parte legal y más dura de todas: según la comunicación A6770 del Banco Central de la República Argentina del 01/09/2019 impuesta por la gestión dentro del gobierno de Mauricio Macri en sus últimos meses, es obligatorio liquidar las exportaciones de servicios dentro de los cinco días hábiles de haber recibido el pago; no importa dónde o cómo lo recibiste 😳

Esta resolución fue extendida por la gestión del BCRA del gobierno de Alberto Fernandez y sigue vigente. La resolución no diferencia empresas grandes, de PyMEs, de profesionales independiente. No importa si exportás millones de dólares como podría ser empresas estilo Globant o si sos vos, María Perez cobrando 650 dólares un trabajo de programación que hiciste para una empresa en Colombia.

Ojo con la Ley del Régimen Penal Cambiario

Así que legalmente todos los dólares que recibas por tu exportación de servicio deberías dárselos al sistema local de cambios obligatoriamente; insisto, no importa cómo o dónde lo recibas. Como te imaginarás, el único dólar para hacer esa transacción es el oficial, a lo que la a fecha de este artículo era $87 por dólar, contra $150 del llamado dólar MEP o Bolsa no disponible para esta operación. 6 meses después de la primera versión de este artículo (en Agosto 2021), la cotización oficial era $96 por dólar contra $175 del dólar MEP o Bolsa.

Esto implica que al día de hoy el 40% de los dólares de tus ingresos (pensando en siempre manipular dólares en el proceso) se los quedará el sistema financiero. De lo que queda lo dividiremos en impuestos, cargas sociales y lo que finalmente te quede a vos. Si la brecha entre el oficial y el paralelo se modifica, se modifican todos los porcentajes finales

¿Qué pasa si no lo liquido esos dólares al oficial?

Según la Ley del Régimen Penal Cambiario que el BCRA aclara que alcanza a esta resolución:

  1. Multa de hasta 10 veces el monto de la operación, la primera vez
  2. Prisión de 1 a 4 años para la primera reincidencia, o multa de 3 a 10 veces el monto de la operación
  3. Prisión de 1 a 8 años en el caso de una segunda reincidencia y multa de 10 veces el monto de la operación
  4. Suspensión de hasta 10 años para operar en el mercado de cambios

🥴 WTF… Ya se.

De esta forma, si querés obtener los dólares billetes de una factura E de 1500 dólares, te quedarían unos 800 dólares en tu cuenta bancaria comprando dólar MEP o bolsa sin contar impuestos o comisiones. Las otras opciones implican multa de hasta $1.200.000 (pesos, al oficial, obvio) la primera vez y luego prisión (imagino la primera vez excarcelable al menos, ¿no?).

¿Cuántos profesionales independientes hacen esto bien? Diría que pocos, y en su mayoría son quienes hacen pocos trabajos para el exterior y es poco porcentaje de sus ingresos. ¿Los demás saben de las multas y condena penal de prisión? Lo dudo. Es que no pasa un filtro normal de sentido común.

Las Facturas E se pueden hacer por Comprobantes En Linea desde el portal de AFIP si primero damos de alta ciertos trámites como indica este instructivo y la información de AFIP.

¿Debo liquidar entonces todos mis ingresos del exterior?

No, sólo las exportaciones de servicios (emitiendo Facturas E). Es importante hacer esta distinción; por ejemplo, si sos un empleado formal 🅱️ y tu empleador te paga parte de tu sueldo en dólares en el exterior o en Argentina, eso no es una exportación, es tu sueldo y no tiene pesificación obligatoria (suerte justificándolo en el banco argentino si te llegara a un banco local).

Hay muchos otros casos de ingresos en el exterior que no son sujetos de la pesificación: pensiones, regalías, dividendos, venta de cosas muebles o inmuebles y toda actividad que no sea una exportación de servicios bajo la definición de la AFIP antes mencionada. Algunos debaten algunos grises, pero la definición de AFIP a mi entender es clara. Eso no quita que como residente argentino no debas pagar impuestos; estamos hablando sólo del requisito cambiario en este punto.

Por ejemplo, el cobro de estos 29 dólares con 60 centavos no está sujeto a la pesificación obligatoria porque se trata de regalías por derecho de autor y no requiere una Factura E. Si requiere pago de impuestos por otro lado.

¿Y si soy un empleado formal?

Ya determinamos que el empleado formal 🅱️ cuyo empleador está en el exterior es un humano en peligro de extinción. Pero de existir, el sueldo debe cumplir con las leyes y reglamentaciones laborales y eso incluye depositar el dinero en una cuenta argentina, con un porcentaje mayoritario en pesos. Para la empresa poder hacer ésto, tuvo que haber enviado los dólares a algún operador que le hace el trabajo y esos dólares fueron pesificados al valor oficial.

Así que si sos empleado formal recibirías el dinero de tu sueldo en pesos en tu cuenta sueldo local como cualquier empleado.

La legislación escrita hace décadas permite que un porcentaje bajo sea pagado en otras especies y no en moneda corriente, permitiendo pagar parte en dólares o tal vez cripto monedas, pero el porcentaje exacto y cómo hacerlo es de mucho debate entre laboralistas. Hay empresas ofreciendo pagar parte del sueldo de empleado en argentina y una parte en dólares en una cuenta afuera y en principio, tudo bem, tudo legal. Al ser sueldo y ser un empleado 🅱️ no tenés obligación de pesificar esos dólares.

Recibiendo el dinero en tu cuenta argentina

Si hacés una factura E y querés cobrarlo en una cuenta bancaria local, hay varias cosas a tener en cuenta:

  1. Debe ser una cuenta que acepte comercio exterior; generalmente son cuentas corrientes de bancos grandes. Las cuentas y billeteras virtuales, junto a los bancos digitales quedarían fuera de este circuito. No recomiendo usar bancos públicos para estas operatorias; conozco casos que han tenido demoras de meses para cobrar 100 dólares.
  2. Las cuentas bancarias argentinas generalmente no participan en forma directa del sistema internacional de transferencias SWIFT (algo así como un CBU internacional) por el cambio de moneda como si lo son las cuentas en otros países (como puede ser Uruguay, Estados Unidos, España o Suiza). Entiendo que es por decisión del Banco Central de no dejar recibir dólares directamente sin pasar por aprobación y supervisión. Esto significa que para recibir dinero en nuestra cuenta local hay que hacerlo vía una cuenta intermedia en el exterior propietaria de nuestro banco. O sea, nuestro cliente (¿empleador?) enviará una transferencia internacional, por ejemplo, a una cuenta en Nueva York a nombre de nuestro banco y en general acompaña esa transferencia con un mensaje que dice “este pago es para Maximiliano Firtman, número de cuenta local 2342342/2”. Cuando al banco le llega esa transferencia, el equipo de comercio exterior se pone en contacto con vos para que finalices el trámite de Liquidación de Exportaciones.
  3. Hay que hacer el trámite de liquidación de exportación; el dinero no entra automáticamente. El trámite fue pensado para exportación en general (incluyendo información productos y aduana) así que a veces es muy engorroso para un servicio. En general, implica completar una declaración jurada, presentar la factura E (hasta ciertos montos no es necesario) y a veces incluso mostrar el contrato con la empresa (me ha tocado ese pedido) para reducir lavado de dinero 🙄.
  4. Luego de unos días, recibimos el depósito en nuestra cuenta menos la comisión del banco que ronda entre 25 y 50 dólares.
  5. Por supuesto (¿ya lo imaginabas?) el dinero entra en pesos, convertido al oficial cumpliendo en ese acto con la resolución A6770 del Banco Central. Los bancos no van a dejarte dólares en una cuenta en dólares a no ser que el trámite que hagas sea de un motivo distinto a la exportación de servicios.
  6. De esta forma, una factura de 1000 dólares, menos la comisión de comercio exterior del banco, pesificado al oficial (en agosto 2021) quedaría en tu cuenta en $97.000 y re-comprado vía dólar bolsa, podrían quedar unos 550 dólares.
El trámite para liquidar una exportación hoy se puede hacer en muchos home bankings donde debemos elegir el concepto de servicios y adjuntar la documentación (como la Factura E o el contrato). Al elegir concepto de servicio sólo podrás elegir una cuenta en pesos por la pesificación obligatoria.

La primera limitación que tendremos es si la empresa que nos va a pagar entiende de bancos intermedios. En mi experiencia si la empresa es grande y está acostumbrada a comercio exterior, conoce sobre los bancos intermedios y países que no son parte del sistema SWIFT directo. Pero hay muchas empresas que no conocen de ésto ni lo tienen integrado en sus sistemas de pago y ésto puede ser un problema; no saben qué les estás diciendo, les parece ya algo raro que le pedís a contaduría o tesorería y empiezan las trabas. Ya te das cuenta cuando te hacen completar el formulario de alta como proveedor:

Formulario de Alta de Proveedor con datos de la cuenta bancaria internacional; en este caso entienden el caso donde puede existir un banco intermediario en la transacción como algunos bancos argentinos requieren

A veces las empresas contratan servicios de pago de terceros para hacer pagos a sus proveedores y muchos de ellos tampoco entienden de países con sistemas de cuentas intermedias. Si nunca trabajaron con Argentina o con otros países menos desarrollados, de seguro no están acostumbrado a estas cosas.

Recordá que no todo transferencia recibida del exterior es necesariamente una exportación de servicios; es posible pedir la liquidación de una transferencia entrante y enviarla a dólares sin pesificar cuando por ejemplo, es un envío de tu propia cuenta en dólares de afuera (lo que no quita tu obligación ante el BCRA si esos dólares son producto de una exportación de servicios).

Resumen de cómo se distribuyen los dólares

Teniendo en cuenta la brecha entre los dólares al día de publicar este artículo así se dividen porcentualmente los dólares que facturas desde si fueran 500 a 5000 dólares:

Aquí vemos cómo nuestros dólares se repartirán entre todos nuestros socios: Hasta el límite del Monotributo, a grandes rasgos tenemos un 50% para nosotros, un 40% para el Banco Central y un 10% de gastos; desde que tenemos que dejar el Monotributo, nuestro porcentaje baja abruptamente hasta el 35% porque un 20% ahora se lo va a llevar la AFIP con el Impuesto a las Ganancias (la franja azul que aparece en el gráfico).

Desde 2000 dólares los gastos de Jubilación y Obra Social se mantienen fijos por lo que se reducen porcentualmente pero aumentan el Impuesto a las Ganancias y en algunos casos los gastos de transferencia del dinero (comisiones varias que veremos luego)

Abriendo una cuenta afuera

¡Pero es eso es una cuenta off-shore y es ilegal! FALSO

¡Pero Panamá Papers! 😳 Eso tal vez eran empresas off-shore -que seguro tenían sus cuentas- y no, tampoco eso es ilegal. De hecho, algunos profesionales hacen sus trabajos mediante una empresa pero eso es para otro día y para argentinos es medio excepcional en mi experiencia.

Por supuesto que abrir una cuenta bancaria en cualquier país que te lo permita ES legal en Argentina. El otro mito a derribar es que si lo hacemos, tenemos que declararla ante la AFIP. Nos imaginamos necesitar de un par de contadores de traje bajando de un blindado con sus portafolios en la sede central de la AFIP con los papeles de nuestra cuenta secreta. La vida es más sencilla que esos mitos urbanos.

No habría necesidad de declarar ante la AFIP ninguna cuenta en el exterior hasta que no seamos sujetos para el pago del Impuesto a los Bienes Personales (hoy en 2 millones de pesos, unos 20500 dólares en bienes totales en Agosto 2021). Y cuando llegamos a esos límites, declararlo es poner el banco, número de cuenta y saldo, nada más. Bueno, y pagar la tasa anual del impuesto que desde 2020 es mayor que si tuvieras el activo en Argentina para fomentar la repatriación de capitales al país.

A veces se hace difícil hacerles comprender a quienes te contratan que no querés recibir el dinero en una transferencia bancaria a tu país. En el resto del mundo no pasa lo que pasa en Argentina; creen que es porque no querés pagar impuestos y en seguida se quieren despegar de la situación.

Abrir una cuenta en otro país es cada día mas fácil. Hay de varios tipos, desde cuentas bancarias oficiales (con garantías de los depósitos por parte del sistema financiero) hasta cuentas virtuales “fintech” (sin tantas garantías pero con menos requisitos pero igual conectadas al sistema SWIFT). Si bien en algunos bancos se hace fisicamente viajando, para otros casos, solo basta completar los requisitos en una app o sitio web. En general lo mínimo es tener un pasaporte vigente.

Algunas opciones que tenés hoy:

  • Uruguay 🇺🇾 en general podés abrir cuentas yendo físicamente a las sucursales, así que hay que esperar a que la pandemia lo permita si es que querés ir por esta vía.
  • Estados Unidos 🇺🇸 para un banco parte del sistema financiero (con seguro del FDIC de hasta 250.000 dólares) también en general hay que abrirlo físicamente en una sucursal. La mayoría de los bancos grandes acepta cuentas a nombre de argentinos con un depósito mínimo (alrededor de 100 o 300 dólares) con dos documentos con foto (pasaporte y licencia de conducir alcanzan por ejemplo). Eso sí, será necesario un domicilio en Estados Unidos para recibir la tarjeta de débito final (puede ser que te lleves una temporal ese mismo día); allí podés poner la dirección de un hotel si quedás suficiente tiempo, de un conocido o primero contratar una casilla virtual como PhysicalAddress donde luego podrás re-enviarte el paquete con la tarjeta a Argentina (recomiendo usar DHL en ese caso). Si tendrás muchos clientes en Estados Unidos esta opción es ideal porque las transferencias de dinero serán más rápidas.
  • Suiza 🇨🇭 ¡wow! ¡suena a que soy millonario! Bueno, si sos millonario supongo que algún banco suizo importante también te abrirá una cuenta, pero para los 30 dólares que te sobraron este mes también hoy hay una opción que acepta argentinos sólo con pasaporte: Dukascopy Swiss Bank. Abrir una cuenta en este banco requiere que te instales una app, completes la ficha de registro de una cuenta multi-moneda, esperes aprobación y tengas una videollamada con tu celular para validar tu pasaporte y que sos vos. Si tendrás muchos clientes en Europa esta opción es ideal porque las transferencias de dinero serán más rápidas, pero aplica para recibir en dólares u otras monedas también. Según su sitio web, los depósitos tienen un seguro de hasta 100.000 francos suizos. Aclaración: un conocido suizo me aclara que en dentro ese país este banco digital tiene muy mala reputación.
  • Gibraltar 🇬🇮 desde julio de 2021 existe una opción disponible para Argentinos, y es Xapo Bank, un banco digital con sede en Gibraltar (pequeño) y conectado a la red SWIFT e IBAN (red usada en Europa, Caribe y otras regiones). Xapo Bank es la continuación del proyecto Xapo para criptomonedas, empresa fundada por el argentino Wences Casares. Los depósitos de dinero y de Bitcoins en las cuentas de este banco están protegidos por el sistema financiero gibraltareño en hasta €100.000. Para abrir una cuenta es posible que en sus primeros meses de funcionamiento debas esperar en una lista. Esta cuenta tiene un costo fijo anual de 150 dólares e incluye una tarjeta de débito MasterCard con algunos beneficios de tarjeta black.
    Si te das un paseo por Gibraltar, al sur de España, podés retirar efectivo en cajeros automáticos sin costo (con un límite muy pequeño realmente). Si lo hacés, cuidado con los macacos 🐒, yo se lo que te digo.
  • Alemania 🇩🇪 un banco digital muy comentado en foros es N26 disponible en varios países pero que para argentinos (sin pasaporte europeo) está funcionando sólo desde Alemania, quienes prometen abrirte una cuenta en 8 minutos. Ojo con elegir un país distinto a Alemania porque te dirán que no pueden abrirte una cuenta. ¿El problema? Necesitás registrar una dirección alemana para abrir la cuenta donde recibirás la tarjeta de débito. Un requisito no tan fácil de cubrir; Duskacopy en suiza antes mencionado no tiene este requisito. Ceci de Viaje tiene una buena guía para este banco pero ojo con andar sacando cuentas bancarias con información falsa; no parece una buena idea.
Dukascopy permite tener cuentas en varias monedas y recibir dinero en ellas desde el exterior (incluyendo su cripto moneda Dukascoin), sólo con pasaporte argentino y sacando una cuenta desde la app oficial
El proceso de alta de una cuenta en N26 promete ser de 8 minutos, hasta que llenás tus datos y te dicen que para argentinos no está disponible todavía y te avisarán en caso que no hayas empezado por Alemania.

Ventajas de una cuenta en el exterior

Las ventajas de abrir una cuenta en un país un poco más serio para el movimiento de fondos internacionales es la simplificación de todos los procesos con nuestro cliente o empleador. Le vamos a dar a nuestro cliente el código SWIFT de nuestro banco y nuestro número de cuenta (ambos actúan como un CBU o Alias internacional) y listo. No hay intermediarios, no hay trámite de liquidación en ese instante, no hay comisiones. Cuando nos transfieren el dinero, entre 2 y 5 días el dinero entra a la cuenta y lo confirmaremos con el home banking. ¿Listo? Listo.

Ahora, recordemos que el Banco Central nos obliga bajo ley cambiaria a liquidar ese dinero en el mercado de cambios oficial en los siguientes cinco días hábiles si fue producto de una exportación de servicios 🙄 ¿Se entera el BCRA si no lo hago? No, lo que no quita que no sea considerado delito cambiario no hacerlo de todas formas.

Y respecto a la AFIP, hoy la mayoría de los países donde podemos abrir cuentas ya tienen convenio recíproco informativo y la AFIP se enterará de los saldos de nuestras cuentas en el exterior en caso que hayamos superado los límites de Bienes Personales y no hayamos hecho la declaración correspondiente, por lo que claramente estas cuentas no son para ocultar bienes en el exterior del fisco argentino y de ninguna manera estoy promocionando que lo hagas.

Cuentas Virtuales en el Exterior

En lugar de bancos, existen algunas empresas que también nos permiten recibir dinero como si tuviéramos una cuenta en el exterior pero sin los derechos y requisitos de ello, con una cuenta virtual en una empresa que no es un banco y pagando un poco más de comisiones que con un banco.

Hablaremos de PayPal en unos minutos, aunque el listado que pondré aquí es para otro tipo de empresas dado que en PayPal no es posible recibir transferencias bancarias.

  • Payoneer: al abrir una cuenta podremos tener cuentas digitales en varios países (incluyendo zona Europa y Estados Unidos) donde podremos recibir dinero como si fuera una cuenta bancaria real. Desde allí podremos hacer pagos o enviar el dinero a algún otro lugar, incluyendo cuentas argentinas en pesos y dólares (con las restricciones de pesificación de las que ya conocemos), aunque muchos profesionales desde aquí envían a otros métodos en caso que quieran nacionalizar el pago.
  • Skrill: en general para recibir dinero aquí como argentino el emisor debe crear una cuenta en Skrill, cargarle dinero mediante algún método disponible en su país y luego enviarnos el saldo a nosotros por una transferencia interna
  • Wise (ex Transferwise): en general te darán datos de una cuenta bancaria en Europa donde te pueden depositar; muchos usan este método para recibir desde el cliente, o para recibir desde una cuenta bancaria y luego enviar el dinero a algunos otros lugares que tienen convenio o permiten recibir. Argentinos podrían sacar cuentas en euros nada más comparado con otras nacionalidades. Me reportan que Wise no es amigo de las cripto monedas y la transferencia desde/hacia algunos sistemas de esto no está permitido y podría derivar en suspensión de cuenta. También algunos usuarios reportan que Wise no deja transferir a cuentas de Dukascopy.
  • Bitwage: si bien no es exactamente un servicio de cuenta digital, ofrece un servicio llave en mano para el freelance que quiere facturar y cobrar sus trabajos desde el exterior. Ofrece un servicio de recepción de dinero por parte del cliente/empleador y a través de assets digitales le transfiere ese “sueldo” al empleado/profesional en Bitcoin, Ethereum, o CUSD (moneda digital respaldada por dolares). Bitwage promociona en Argentina un servicio 100% legal para argentinos cobrando en el exterior. Sin embargo, creo que el tema cambiario podría estar un poco discutido.
Aquí Bitwage me envía un spam por LinkedIn prometiendo una manera 100% transparente, pero el requisito cambiario sigue ahí. Aquí el que cobrará divisas en tu nombre es Bitwage y ellos te lo transfieren vía assets digitales que podés liquidarlos a un valor similar al dólar MEP o bolsa.
  • Airtm: permite recibir dinero que fue cargado desde múltiples fuentes (PayPal, cuentas bancarias de cualquier país, cripto activos, tarjetas de regalos y otros) y permite enviar dinero a múltiples destinos (en Argentina acepta MercadoPago y cuentas bancarias con CBU por ejemplo). Airtm usa para muchas de estas transacciones modelos P2P así que quien te deposita puede ser cualquier persona desconocida (traders), lo cual podría complicar alguna justificación del ingreso o si alguno de estos traders terminan en alguna investigación donde nosotros hemos sido receptores de su dinero.
Payoneer te permitirá tener datos de transferencias globales en varios países como zona Europa, Estados Unidos, Reino Unido, Japón y Canadá. En cada uno, el sistema te dará el nombre de un banco, un código de banco (SWIFT, IBAN, ABA u otro según el país) y un número de cuenta a tu nombre

Una vez que tenemos fondos en estas cuentas virtuales, ¿qué hacemos con él? Siempre suponiendo que la obligación de liquidar los fondos no está vigente, podés guardar el dinero allí si confiás en la empresa, gastarlo en lugares que aceptan crédito de ellos, usar alguna tarjeta de débito o de compras para gastos o retirarlo con alguien que nos compra el saldo y nos paga local o con alguna otra empresa intermedia. Una de estas empresas es la empresa mexicana Airtm. Por ejemplo, desde algunas cuentas se puede enviar fondos a Airtm y desde allí pedir una transferencia a una cuenta bancaria argentina, que tiene una cotización similar al dolar bolsa. Recordemos que por cada empresa que participe en la transferencia habrá comisión.

Airtm deposita $x148,30 pesos por cada dólar cuando el dólar oficial está a $87

Usar la tarjetas de compra o de débito en Argentina pasa por el circuito oficial de compra/venta de divisas por lo que si gastás en el supermercado con esa tarjeta estarás vendiendo esos dólares (o euros, o cualquier otra moneda) al valor oficial tipo compra. Lo mismo ocurre cuando usás tu tarjeta de débito o crédito de un banco extranjero. Una diferencia es que estas transacciones son registradas en el sistema bancario e impositivo argentino como realizadas por un extranjero.

IMPORTANTE: Algunas empresas transfieren dinero entre países mediante empresas propias y otras usan mecanismos P2P (peer to peer, o de par a par). Si es un sistema P2P lo que ocurre es que quien te deposita el dinero en tu cuenta argentina, por ejemplo, es una persona que no conocés y que tampoco tiene relación con la empresa que vos contratás. Hay que tener en cuenta que para la justificación del dinero o para una posible investigación judicial de esa persona, nosotros recibimos dinero de ese desconocido.

Nacionalizando los fondos entre cuentas bancarias

Suponiendo que queremos nacionalizar fondos de nuestra cuenta en el exterior a nuestra cuenta en Argentina (total o parcial), es posible hacer una transferencia bancaria a nuestro banco local. Es importante primero hablar con la sucursal para avisar de la transferencia porque es necesario hacer un trámite que tal vez requiera aprobación del Banco Central donde pedimos el envío de dinero de nuestra cuenta afuera a nuestra cuenta local. “Pero estás loco, ¿cómo vas a hacer eso?” ¡Dejá que cada uno haga lo que quiera maestro/a! 😜

En teoría es posible lograr que esos dólares que enviamos queden en dólares en cuenta local sin que se pesifiquen (porque no son producto de una transferencia por exportación de servicios, en forma directa al menos). Eso sí, el banco en nombre del Banco Central podría pedir justificación de los fondos. Por supuesto que hay empresas y personas que hacen esta operatoria sin pasar por el Banco Central, claramente en el mercado ilegal.

Más adelante hablaremos del uso de criptoactivos para el movimiento de fondos.

Recibiendo el dinero por PayPal

PayPal es una especie de cuenta virtual (símil MercadoPago o Ualá) fuera del sistema bancario donde es posible enviar y recibir dinero de distintos modos y está disponible en múltiples países. La relación entre PayPal y Argentina siempre fue muy conflictiva; yo tengo cuenta con PayPal desde hace 20 años y ha cambiado tantas veces que ya estoy mareado. Yo hoy recibo dinero en PayPal sin mayor inconveniente (de hecho, podés donarme un dólar o más si te gustó este artículo y recibiré ese dinero en PayPal). Hoy si abrís una cuenta como argentino y empezás a recibir dinero en dólares mucha gente reclama que les bloquean las cuentas y empiezan los trámites para justificar el origen de los fondos.

PayPal permite hacer envíos a una cuenta argentina en pesos, la transferencia se pesificará al dólar oficial

Pero si logramos superar esa barrera, la pregunta es ¿qué hacemos con esos fondos? Hoy PayPal permite enviar dinero a una cuenta bancaria argentina en forma directa pero bajo el sistema oficial, así que de 1000 dólares recibidos, PayPal se quedará con unos 50 dólares de comisión y recibiremos en nuestra cuenta bancaria local unos $82.000 equivalentes a 530 dólares; muy parecido a recibir directamente en cuenta bancaria. Para muchas personas, ésto no es suficiente.

Nubi también hace unos años empezó a ofrecer el servicio de depósito en Argentina del saldo que tengas en PayPal pero cuando comenzó la brecha entre el dólar oficial y los alternativos, dejó de ser una vía muy usada.

Recibiendo el dinero por Western Union u otro proveedor similar

Mucha gente en redes sociales recomienda usar Western Union u otros proveedores como ser Remitly, Neteller, MoneyGram o Xoom (empresa de PayPal hoy). Tratemos de comprender cómo funciona este sistema, al menos con Argentina.

Empecemos con las buenas noticias: Western Union paga el dólar recibido a valor similar a dólar bolsa, así que a agosto 2021 un dólar recibido lo paga unos 175 pesos.

Aquí vemos como un estadounidense puede enviar a Argentina 1000 dólares y el receptor recibirá $170.640 en su cuenta bancaria o puede ir a cobrarlo en efectivo.

Western Union es la empresa líder en transferencia de dinero internacionalmente. Por restricciones y regulaciones del Banco Central -entiendo que muchas datan de la crisis del 2001- Western Union permite que argentinos residentes reciban dinero sólo bajo el concepto de “Ayuda familiar”.

Es decir, que si le pedimos a nuestro cliente o empleador que queremos cobrar con Western Union el primer paso es pasar la barrera del ridículo. Imaginemos que vamos a trabajar con una empresa grande, no se, Apple… ¿Va a ir a presentarse el tesorero de Tim Cook a una oficina de Western Union en Cupertino cada mes, hacer la fila llena de inmigrantes que envían dinero a sus países de origen para ayudar a sus familias (imagen un poco fuerte pero realista) y va a llenar la declaración jurada donde dice que te va a enviar ayuda familiar a vos en Argentina? ¿Te parece posible?

Exageré un poco dado que en Estados Unidos Western Union permite que todo el trámite sea online. Pero igualmente, se entendió el problema. Sacando de lado que la declaración jurada es falsa, no es viable para muchas empresas enviar por esta vía el dinero de un trabajo que haremos. Es sólo posible para PyMEs o contrataciones de mucha confianza.

Western Union confirma que la transferencia sólo es válida si es para enviar dinero entre amigos y familia

El principal problema al usar estos servicios de envío de dinero es que nuestro cliente o empresa confíe en estar haciendo las cosas bien. Para muchas empresas, pagar mediante estos métodos es una situación irregular para sus registros legales e impositivos e intentan evitarlos.

Algunas personas en redes sociales recomiendan que seas vos mismo el que te enviás el dinero; o sea que tu cliente o empleador te paga en una cuenta bancaria y luego tu yo dueño de una cuenta en otro país te envía dinero a tu yo en Argentina. Primero, en muchos países es probable que para lograr ésto necesites algún tipo de residencia o nacionalidad, como un pasaporte europeo o tener número de seguridad social en Estados Unidos. Luego, hay que leer la letra chica, muy probablemente va en contra de las normas de WU y seguro que del Banco Central.

Monito es un sitio que te dice según el país de origen y destino a donde querés enviar dinero qué opciones tenés, cómo son las comisiones y los reviews. En general es para envío de dinero entre particulares muchas de las cosas que se ofrecen por aquí y no está pensado para un proceso de exportación de servicios

Supongamos que recibimos dinero por WU. ¿Cómo llega el dinero?

Hay dos opciones: en efectivo o en depósito bancario. Si es en efectivo, vas a una sede de Western Union a recibir la plata. Si es mucha plata (digamos por encima de 200.000 pesos) tal vez tengas que arreglar primero cuándo irás porque tienen que juntarte ese dinero en efectivo. Si es depósito bancario recibís el dinero en tu cuenta como un pago de un proveedor argentino. En ambas situaciones, vos firmás una declaración jurada recibiendo una “ayuda familiar” que entiendo se registra ante el Banco Central. O sea, si es por una exportación de servicio o por un empleo, ya tenés que mentir.

Desconozco cómo hace legalmente Western Union para procesar ésto. Imagino yo que compra bonos en Estados Unidos con los dólares enviados y los vende acá en pesos (o hace su propio clearing) usando el formato dólar MEP o algo así. Y a vos te lo paga localmente como si fuera él tu proveedor. Aquí no se presenta ninguna factura porque acordate… es “ayuda familiar” 😉😉😉😉

El receptor de la transferencia de WU debe completar una declaración jurada ya sea online o presencial al recibir el dinero del exterior

¿Cuánto se puede recibir por mes bajo esta modalidad? Nadie lo sabe muy bien pero hay casos que han recibido cerca de un millón de pesos cash sin problema 😳 (unos 7000 dólares) y en la web de Western Union pareciera que es posible enviar hasta 50.000 dólares. Toda la operación queda registrada ante el Banco Central aún cuando es en efectivo y esa operación no puede ser usada para justificar que los fondos fueron liquidados en el mercado local.

Recibiendo el dinero usando cripto monedas

Ésta es la opción más comentada en redes y grupos de mensajería. No obstante, a mi entender, es la opción que menos gente comprende. Ya comprender cripto activos, cripto monedas o bitcoin (en orden de menor a mayor conocimiento de la palabra) es algo que lleva su tiempo. Cuando cripto va a ser el transporte del esfuerzo del sudor de tu trabajo, requiere de que tengas mucha seguridad de lo que vas a hacer y cómo antes de intentarlo.

Si sos empleado formal — de esos pocos que hay — en general sería ilegal que cobraras todo tu salario en cripto activos. Recién hay algunos proyectos en algunos lugares lejanos a Argentina para poder arreglar parte del salario en cripto activos o cripto monedas, como el del alcalde de Miami, pero nada en concreto todavía.

Si sos un trabajador independiente (o empleado que factura) que la empresa quiera pagarte en algún cripto activo no es tan fácil como parece. Primero, tenés que conseguir una empresa capaz de entender lo que le pedís; segundo, la empresa debe tener muy claro el riesgo que conlleva y sus efectos impositivos y legales donde resida al comprar cripto monedas en lugar de pagarte a vos normalmente como un proveedor.

En general, para hacer uso de esta opción lo mejor es combinarlo con una cuenta tuya en el exterior. Entonces el cliente o empleador simplemente hace una transferencia normal, simple y legal para su país y luego es nuestro problema el proceso de cripto activos.

En mi experiencia con al menos cien clientes del exterior, solo uno prefirió recientemente pagarme con bitcoin y yo acepté el riesgo. Yo le facturé en dólares y él me pagó en bitcoin a la cotización del día. O sea, no fijamos el precio en bitcoins que sería el siguiente paso evolutivo.

¿Qué pasó con mi pago? Justo ese día el bitcoin bajó 10% así que según la hora de transferencia podríamos haber empezar con conflictos de si me pagó lo que arreglamos o menos. Yo había asumido el riesgo así que no se lo discutí, sólo le consulté la hora en que lo hizo para confirmar los valores. Por cierto, hoy ese pago recibido se hubiese quintuplicado de haberse quedado en una billetera bitcoin sin ser liquidados.

Ahí viene el mayor problema de cripto: tenés que dedicarle mucho tiempo primero para entender, probar, practicar y tener la seguridad de querer usarlo como método de ahorro o de transferencia de activos. No digo que no lo podés hacer, sólo sugiero ese tiempo para que no te agarre un ataque de nervios. La volatilidad puede jugarte a tu favor como en tu contra.

Aquí hay dos opciones, usar cripto monedas que fluctúan en cotización, como Bitcoin o Ethereum o cripto activos atados a monedas clásicas como puede ser el dólar incluyendo el DAI y el USDT donde estamos más seguros que no perderemos ni ganaremos frente al dólar mientras el dinero viaja o “es almacenado” vía cripto activos. Cuál usar va a depender de dónde tenemos la cuenta bancaria, qué es más simple y qué riesgo estás dispuesto a asumir.

Vendiendo DAI (crypto activo atado al valor del dólar) a peso argentino.

En Argentina es posible liquidar a pesos o dólares casi todas las opciones antes mencionadas sin problemas, ya sea con brokers (empresas constituidas legalmente), con sistemas de intercambio entre personas o con personas individualmente (con riesgo de fraude, así que con mucho cuidado). Podemos liquidar Bitcoins, Ethereum, DAI y USDT sin problema en diversos lugares, como BuenBit, Ripio o SatoshiTango (0% de comisión por 10 días si usás el código 910QOEW).

En general por límites impuestos por la UIF (Unidad de Información Financiera) podés operar con hasta $400.000 anuales sin justificar el origen de los fondos. Luego de eso, la empresa con la que operás te pedirá documentación para poder seguir operando.

Los límites impuestos por la UIF en una de las apps de compra/venta de criptomonedas (SatoshiTango)

Pero primero hay que comprar esos cripto activos con los dólares, euros o francos suizos que tengamos en nuestra cuenta en el exterior. El proceso entonces sería:

  1. Abrimos una cuenta en un broker en el exterior que reciba dinero desde nuestra cuenta extranjera (o conseguimos un vendedor independiente)
  2. Compramos un cripto activo desde una cuenta del exterior (o lo compra el cliente/proveedor si tenemos suerte), para ello se hace una transferencia o se usa una tarjeta de débito, desde donde también se cobra la comisión del broker extranjero, por ejemplo Binance.
  3. Una vez que tenemos los cripto activos en una billetera, decidimos si queremos dejarlo allí o liquidarlo en Argentina.
  4. Para liquidarlo en Argentina, abrimos una cuenta en un broker local o elegimos alguien independiente que hará la compra del cripto activo
  5. El comprador del cripto activo nos dará la dirección de su billetera a donde haremos el envío.
  6. Al llegar el activo y confirmarse la transferencia, el proveedor local nos enviará vía CBU o CVU a nuestra cuenta bancaria el importe en pesos o dólares pactado, retirando allí su comisión. Algunos también hacen operaciones en efectivo a domicilio en algún lugar físico.

La cotización final de toda la operación menos las comisiones suele rondar un 10% menos que el valor del dólar bolsa o paralelo. O sea que si teníamos 1000 dólares, podríamos recibir a agosto 2021, unos $160.000 finales en nuestra cuenta bancaria. El proceso total puede demorar unas horas si está todo muy afinado. Esto suponiendo un cripto activo con cotización atada al dólar. Si es bitcoin y lo agarramos en un día de mucha fluctuación, podríamos perder o ganar en el proceso así que tenemos que estar dispuestos a que eso pase. Sugiero hacerlo en días que se lo ve tranquilo, aunque nunca se sabe cuándo se empieza a mover.

Si vas a usar Bitcoins como método para transferir dinero no vale ir a ver los recibos de venta a pesos unos años después 😜 😬

En este caso no hubo contacto alguno con el Banco Central y por supuesto no cumplimos con la obligación de liquidar las exportaciones. ¿Qué pasa desde el punto de vista fiscal? Lo veremos más adelante. Sí es importante saber que la AFIP recibe de parte de los brokers el listado de operaciones con el DNI de la persona que compró o vendió cripto monedas; ellos son sujetos del pago de impuestos y entrega de información de ciertas transacciones.

Hay empresas (como Bitwage) que están empezando a ofrecer el servicio de cobrar tu salario como freelance en cripto ofreciendo distintos servicios.

¿Qué impuestos tengo que pagar?

Si llegaste hasta acá, mi admiración. Hablando en serio, es el momento que nadie quiere escuchar y muchos estarán tentados a ir a comentarme que estás loco si pagás impuestos y bla, bla, bla. Ahorrate el discurso, ya lo conozco. Acá voy a definir cómo deberían ser las cosas. Supongo que ya sos grande y responsable de tus acciones 😛

Si sos empleado

Ésta es la más fácil. Si sos empleado trabajando para el exterior, ¡no tenés que hacer nada! Ya tu empresa hace todo por vos, ya te hizo los descuentos por lo que ya estás pagando jubilación, obra social, sindicato y seguramente (por tener un sueldo en dólares) Impuesto a las Ganancias. Además, ahora que entra en vigencia la Ley de Teletrabajo aparte debería pagarte la empresa la conexión a Internet y la computadora entre otros gastos.

Si tu sueldo es de 2000 dólares, al día de hoy unos $196.000, ya la empresa te estaría descontando 11% de Jubilación, 3% de obra social, 3% de Ley 19032 para el PAMI, tal vez 2% para el sindicato y te estaría descontando el Impuesto a las Ganancias por superar el mínimo no imponible (unos $150.000). Te quedarían de bolsillo $136.120 (¿estás haciendo la cuenta de 2000 dólares al dólar paralelo? dejá, yo te la hago, $356.000).

Aclaración: estoy simplificando; el sistema contable argentino es muy complejo para dar una receta general. Según mil condiciones (provincia, rubro, leyes de promoción, convenios colectivos, convenios de acá y de allá, si alquilás, si tenés familia a cargo, etc.), el valor final a cobrar de bolsillo podría variar.

Pero ya dijimos que la posibilidad de que seas empleado legal y formal para una empresa extranjera es bastante poco probable.

Haciendo facturas E

Acá voy a empezar haciendo una aclaración. La verdad es que la Factura E te la pide la AFIP en Argentina; si la hacés o no, al cliente/empleador le da lo mismo. En muchos países, cualquier documento que tenga tus datos y el detalle con el precio es una factura legal. Una factura hecha en Word es suficiente y legal en sus países. La factura E es el documento hecho para aduanas y para el proceso de liquidar las exportaciones, pero claro, cuando nada de eso está en juego, uno se pone a pensar para qué hacerla. Claro, me olvidé, porque es obligatorio para AFIP.

Para poder facturar primero tenés que sacar la CUIT (no, no es que me haya puesto inclusivo, no es el CUIT, es la CUIT porque es “LA clave única…”). El siguiente paso luego de tener CUIT es elegir en qué modalidad impositiva te vas a anotar:

  1. Monotributo: pagás una cuota fija, no importa cuánto factures, incluso si un mes no facturás nada; esa cuota cubre los impuestos de IVA y Ganancias, el pago a una Obra Social -que rara vez sirve para algo sin pagar una Prepaga aparte o con una diferencia- y el pago de jubilación.
  2. Régimen General: pagás sólo cuota fija de jubilación, por tu lado obra social si querés (¿alguien no quiere?), luego el impuesto al IVA se paga mensualmente si corresponde (más sobre esto luego porque hay buenas noticias) y Ganancias se paga anualmente (con adelantos desde el segundo año)

Monotributo trabajando para el exterior

Uno de los problemas del monotributo es que sus valores máximos están expresados en pesos y se actualizan cada largo tiempo. Al cobrar en dólares, con un valor del dólar inestable, la probabilidad de cambiar de categoría o de tener que salir del monotributo es siempre alta. Encima los valores son anuales y no mensuales, lo que hace a veces la planificación y la cuenta más complicada.

A la fecha de Agosto 2021 sólo podés elegir el Monotributo si sabés que tus ingresos van a ser menores a $2.600.000 anuales, o sea en promedio $216.000 mensuales, redondeando. ¿A qué cotización lo calculo? Bueno, oficialmente hay una sola así que es al oficial, unos 2200 dólares. Es decir, que si vas a tener un trabajo semi fijo a fijo y tu ingreso va a ser superior a 2200 dólares, según la AFIP ya NO podés estar en el Monotributo. Si el dólar sube, ese valor irá bajando y en algún momento tendrías que irte del sistema aún si estabas dentro.

Para un sueldo de 1000 dólares mensuales estarías en la categoría D y pagarías una cuota mensual de impuestos de $3989. Para el sueldo máximo posible estarías en la categoría H y pagarías una cuota mensual de impuestos de $12.790.

Generalmente no es necesario contratar un contador para estar en el monotributo si aprendés lo que hay que hacer, cómo y cada cuánto. Tendrás que hacer unos trámites online cada cuatro meses y un proceso de recategorización periódicamente.

Régimen General

Si decidís que no querés pagar una cuota fija alta o si sabés que tus ingresos estarán por encima del tope del Monotributo te queda el régimen general donde inscribís tu CUIT a impuestos individualmente.

De jubilación pagarás una cuota fija (llamada pago de autónomos) que se paga como el monotributo. La tabla donde dice cuánto pagarás es un chiste que parece no actualizarse hace años en sus ingresos brutos.

Si estás entre 18 a 21 años estás de suerte, tu cuota mensual será $3419. Si no, usaremos la Tabla II que involucra servicios y las dos categorías (I y II) son un chiste; hasta $25000 anual de ingresos (I) y más de $25000 anual (II).

Estaremos en la Categoría II pagando mensualmente $4786,86.

Ésta es la única cuota fija que pagaremos.

Luego le sigue el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y una MUY BUENA NOTICIA. La exportación de servicios es exenta de IVA, así que mientras sólo hagamos Facturas E o recibamos ingresos del exterior por cualquier motivo pagaremos cero de IVA aunque si nos inscribimos al impuesto habrá que hacer una liquidación mensual donde declaramos lo facturado al exterior aunque no paguemos nada.

Finalmente el Impuesto a las Ganancias. Calcular cuánto hay que pagar así con los ojos cerrados es extremadamente complejo. Éste impuesto se calcula anualmente, así que durante tu primer año de profesional independiente facturando al exterior no pagarás nada.

Recién por mayo del siguiente año calcularás cuándo debés del impuesto que si está todo bien podrás pagar en algunas cuotas. Y allí ese segundo año también empezarás a pagar adelantos cuatrimestrales a cuenta del impuesto del segundo año. Y empieza el tren que no para. Y acá si que conviene tener un contador para hacer todo este seguimiento.

Supongamos un sueldo de 1000 dólares mensuales con un dólar fijo todo el año (iluso estoy hoy), el ingreso liquidado al dólar oficial fue entonces de $1.176.000. Con muchas suposiciones (¿persona soltera o casada? ¿con o sin hijos?, ¿con o sin otro ingreso?, ¿alquila o no alquila?, entre otros) el pago anual de Ganancias podría rondar entre $100.000 y $200.000. ¿200 lucas de una? Si, aunque podrás pagarla si todo sale bien en un anticipo y 3 cuotas, o sea, 4 desembolsos de 50 lucas, más o menos. Si lo extrapolamos a nivel mensual, nos quedaría en $16600 por mes que sumados al fijo de jubilación nos da $21.380 mensual comparado con los $12.790 del Monotributo máximo.

Y todo calculado al oficial…

Claro, todas las cuentas de impuestos fueron realizadas al dólar oficial. Supongamos que mañana desaparece el dólar paralelo y se convierte en el oficial como ya pasó en 2015 cuando asumió Macri; en ese caso los límites del monotributo se irían a casi la mitad y el pago de impuestos a las ganancias se duplicaría y hasta tal vez triplicaría (porque cambiamos de alícuota).

¿Y si me envié dinero con Western Union o similar?

En este caso es ayuda familiar así que no fue una venta de servicios, pero imaginemos que sí lo fue. En ese caso la factura E emitida no debería estar calculada al oficial sino a la cotización efectivamente recibida así que también estamos en el caso donde los límites del monotributo se achican y el impuesto a las ganancias se amplía rápidamente. No facturaste mil dólares, facturaste 178 mil pesos.

Cripto, cripto, cripto…

¿Y qué pasa con el caso de las cripto monedas? Cuando nos hacemos de dólares o pesos en Argentina vía cripto activos la cosa se pone más oscura en Argentina sobre cómo se tributa. En principio primero habría que tributar la facturación al dólar oficial como si lo hubiéramos pesificado al oficial pero hicimos una diferencia de dinero, en teoría, producto del cambio de cotización de compra-venta de estos activos. Es una mentira claramente, pero es cómo funcionaría, parecido a cómo justificar una “ganancia” por vender dólar MEP. O sea, me hice del doble de pesos por jugar financieramente y pago Impuesto a las Ganancias por esa diferencia.

El tema con los cripto activos es que hay muchas definiciones y poca claridad. En principio quien logra una ganancia por venta de cripto activos y no lo hace habitualmente no pagaría ningún impuesto. Pero si lo hacemos todos los meses, es habitual, ¿no? Y luego viene la pregunta de si es fuente Argentina o extranjera y según eso da el porcentaje de Ganancias que corresponde pagar.

A fin de cuentas, al fisco le interesa recaudar y sacando las sutilezas técnicas, lo que se quiere es que se pague el impuesto a las Ganancias por los pesos recibidos, después se discute qué parte es por actividad profesional y qué parte por jugar financieramente. Aquí hay una nota con expertos que tratan este tema.

Si vivís en la Provincia de Córdoba tal vez debas pagar el Impuesto a los Ingresos Brutos por haber tratado con cripto activos, pero, podemos discutir eternamente si ese ingreso fue por exportación (exento) o por cripto activos.

¿Y qué pasa si me quedo con los cripto activos y no los liquido? En principio si los tenemos por un servicio habría que facturarlos, pero entra en un limbo donde nadie se pone de acuerdo, en cómo se factura y a qué cotización si se pusiera en pesos. La tenencia de los cripto activos sin liquidar por ahora no se registra pero es probable que en algún momento, para el caso de una tenencia que implique el pago al Impuesto a los Bienes Personales, el fisco quiera empezar a registrarlo y a tenerlo en cuenta para el pago de impuestos.

¿Y tengo que pagar impuestos en el país de la empresa para la cual trabajo?

La respuesta simple es: Probablemente no. Si es una exportación de servicios, usualmente no hay impuestos que tenga que pagar el proveedor del servicio en el país donde el servicio se importa. Aunque, cada país es un mundo. Acá es donde viene la discusión de la naturaleza del trabajo, si es de naturaleza argentina o de naturaleza del país de la empresa. La regla general es que si el trabajo se hace en suelo argentino, es de naturaleza argentina y por eso paga Impuesto a las Ganancias en Argentina y es una exportación. No debería pagar ese mismo impuesto en otro país.

Si viajás (¿recordás lo que era eso de viajar a otro país pre-pandemia? 😢) y trabajás allá en el país destino ahí no es de naturaleza argentina y tal vez sí debas pagar impuestos allá (o la empresa te lo descontará del pago) pero ya no es una exportación de servicios. Pero para los efectos del caso de este artículo, donde el trabajador está remoto desde Argentina la regla general es que no se paga impuesto en el país del cliente.

Por ejemplo, yo tengo libros publicados desde Estados Unidos y también cursos; por las regalías de ese contenido, algunas empresas en Estados Unidos me hacen retención del 30% del impuesto a la renta cuando me hacen el pago pero eso no es una exportación de servicios desde Argentina, así que no entraría en la pesificación obligatoria aunque sí pago impuesto en Argentina también. ¿Pago dos impuestos a la ganancia? Si, porque Argentina y Estados Unidos no tienen acuerdo de doble imposición. Éste es un gran problema para los que desarrollan apps para las tiendas de Apple, Google, Microsoft o Amazon. Para otro artículo es contarles cómo hago mi presentación de impuestos en Estados Unidos siendo no residente. Pero si tus ingresos son 100% de exportación de servicios, no deberías requerir de ésto.

Argentina hoy tiene acuerdo de doble imposición con 20 países listados en la página de AFIP que incluyen países como Brasil, Chile, España, Alemania, Francia o México. Si trabajás para alguno de esos países y tu cliente/empleador te retiene impuesto a la renta o ganancias allí, podrás descontarte ese pago de tu pago argentino (si estás en el Régimen General) o tal vez puedas pedir a tu cliente/proveedor mediante algún formulario que no haga la retención haciendo uso del convenio entre países.

Si es una exportación, ¿tengo que pagar las famosas retenciones?

Ésta es la mala noticia, pero hay una buena

La respuesta es sí y no al mismo tiempo. Hoy existe una retención del 5% (“derecho de exportación”) a la Exportación de Servicios impuesta al final del gobierno de Macri (cuando empezaron a faltar los dólares). Pero esta retención no se cobra si

  1. Tenés ingresos anuales menores a US$600.000, lo cual es esperable para un profesional independiente
  2. Tenés certificado de PyME (si, aunque seas vos solo en tu propia empresa, tenés que categorizarte manualmente como pequeña y mediana empresa)

El requisito 1.casi todos lo cumplirán cuando sos un profesional independiente, pero el segundo es un trámite gratuito que hay que hacer (o lo hace tu contador) así que es importante que tramites el certificado, sino ¡la AFIP va a reclamarte el pago de la retención por cada factura E que hagas!

Ojo con no pedir el certificado de PYME sino aplicará la retención, ¡aún si sos monotributista!

Más información sobre este tema en la página de AFIP.

¡Te olvidaste del Impuesto a los Ingresos Brutos!

Si bien no puedo confirmarlo para todas las provincias entiendo que en la mayoría la exportación de servicios está explícitamente exenta de este impuesto provincial. Por lo tanto, tus ingresos por Factura E no tendrán que pagar este impuesto. Al menos seguro sucede así en los cuatro distritos más importantes (Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe). ¡Pero averiguá en tu provincia!

¡Te olvidaste del Impuesto al Cheque!

El (nefasto) impuesto a los débitos y créditos hoy está exento en cajas de ahorro y cuentas sueldo de personas físicas incluyendo monotributistas, por lo tanto recibir dinero por tus clientes podría evitarse en estos casos. Incluso, hoy se entiende que la exportación de servicios está exenta de este impuesto también. Así que no está 100% claro, pero en mi experiencia no lo veo cobrado en muchos de los casos mencionados en esta nota en mis cuentas bancarias.

¿Y la ley de beneficios a la Economía del Conocimiento?

Desafortunadamente, la ley 27506 deja afuera explícitamente a personas físicas (profesionales independientes), por lo que sólo es para sociedades, por lo tanto ninguno de sus beneficios son aplicables a exportaciones de servicios de individuales.

Conclusión

La conclusión de que hacer queda en vos para poder trabajar para el exterior. Espero haber ayudado a comprender los aspectos laborales, cambiarios e impositivos para que puedas dar el salto y animarte a trabajar para empresas del exterior, algo cada día más buscado por los argentinos.

Para cumplir con tus obligaciones laborales, cambiarias e impositivas, tené en cuenta que hoy vas a estar entregando 40% de los dólares al Banco Central y según cuánto cobres, hasta el 20% de lo que resta para la AFIP y el Impuesto a las Ganancias (es hasta el 35% de lo que queda pesificado). En el medio te mostré distintas herramientas que hay para traer el dinero, para almacenarlo en otros lugares o para que decidas qué hacer con él.

Recordá que lo que leíste acá no puede ser tomado como una asesoría legal ni contable, empezando porque no soy ni abogado ni contador 😜 Si querés saber algo sobre mí, soy programador, podés ver mi sitio personal, mi contenido técnico en firt.dev incluyendo mis cursos online y charlas gratuitas y en Argentina soy director de ITMaster Academy que hace 15 años damos capacitación de cero y para profesionales en temas de programación web, mobile y otros.

Podés seguirme en Twitter y ver mis otras notas publicadas en Medium, en español y en inglés.

Una discusión para otro día es cómo está afectando esta situación a la industria argentina de servicios y qué podría hacer el Estado para mejorar toda esta situación.

¿Tenés algo para aportar a este tema? ¿Algún otro consejo?

Dejá tu mensaje por acá abajo o un mensaje en Twitter @maxifirtman.

Agradecimientos a Silvio Messina, Agusmarchi y Damianmr por sus comentarios revisando el texto que ayudaron a dejarlo mejor.

Si usás algunos de los links que aquí recomendé, llevan un código de afiliado. El dinero que se recaude eso (que podría ser cero, claramente) después de pesificarlo como corresponde, ¿no? y de pagar los impuestos será donado a alguna entidad de bien público de STEM si es que supera el valor de los cafés tomados para escribir la nota.

Si te interesa donar algo de los dólares que harás luego de esta nota como agradecimiento, podés comprarme un café o enviar una donación en PayPal (en dólares, obvio, ¿en qué moneda sino? bueno, en pesos también podés con un Cafecito)

Programador, Profesor y Autor. Director de ITMaster Academy, enseñando programación. Escribo hace 25 años. En inglés escribo de temas técnicos en firt.dev

Programador, Profesor y Autor. Director de ITMaster Academy, enseñando programación. Escribo hace 25 años. En inglés escribo de temas técnicos en firt.dev